Obesidad

Existe una clara relación entre la obesidad y la aparición de fibrilación auricular. El riesgo aumenta a medida que aumenta el índice de masa corporal (IMC = peso en kilogramos dividido entre el cuadrado de altura en metros).

Además, la obesidad puede aumentar el riesgo de complicaciones de la fibrilación auricular, como episodios tromboembólicos y accidentes cerebrovasculares. La obesidad también tiene una influencia negativa en el tratamiento de la fibrilación auricular con ablación. El riesgo de recurrencia de la fibrilación auricular es mayor después de un procedimiento satisfactorio.

Tener sobrepeso también aumenta la posibilidad de desarrollar factores de riesgo relacionados individualmente con la posibilidad de desarrollar fibrilación auricular:

  • Aumento de la presión arterial (hipertensión)

Los pacientes con hipertensión tienen un riesgo 1,7 veces mayor de desarrollar fibrilación auricular. Además, es un factor de riesgo independiente para desarrollar tromboembolia como resultado de la arritmia. El tratamiento de la hipertensión no solo es importante para prevenir la fibrilación auricular, sino también para reducir el riesgo de tromboembolia. Perder peso forma parte del control de la presión arterial alta.

  • Enfermedades vasculares e infarto de miocardio

El riesgo de desarrollar fibrilación auricular aumenta entre un 60 y un 77 % en los pacientes con infarto de miocardio.

  • Diabetes mellitus

Los pacientes con diabetes tienen el doble de incidentes de fibrilación auricular. Al igual que la hipertensión, también aumenta el riesgo de desarrollar tromboembolia.

  • Apnea del sueño

Los pacientes con sobrepeso tienen un mayor riesgo de desarrollar apnea obstructiva del sueño (AOS). Debido al cierre de la garganta por un exceso de masa grasa, se produce una pausa para respirar durante el sueño. Esto, a su vez, tiene una influencia negativa en la calidad del sueño. También se asocia con un mayor riesgo de mortalidad, episodios cardiovasculares y un mayor riesgo de fibrilación auricular. La probabilidad de éxito del tratamiento de la fibrilación auricular (con medicación o ablación) es menor en pacientes con AOS; por lo tanto, el tratamiento de la AOS consiste en la combinación de un aparato de presión positiva continua en las vías respiratorias y la pérdida de peso.

Dada la evidente asociación entre la obesidad y el riesgo de fibrilación auricular, la pérdida de peso es un pilar importante en el tratamiento de esta arritmia. Puede ayudar a evitar o disminuir los tratamientos para la fibrilación auricular. En pacientes sometidos a ablación, disminuye el riesgo del procedimiento y aumenta la tasa de éxito.


Páginas Relacionadas

HERRAMIENTAS ÚTILES

Lista de comprobación para preparar su primera consulta con un médico

Descargar

Lista de comprobación para el diagnóstico y seguimiento de la FA

Descargar

Lista de comprobación para la ablación mediante catéter

Descargar

Haga clic para imprimir estas herramientas que le ayudarán a preparar sus citas