¿Qué puede hacer mi médico?