In order to bring you the best possible user experience, this site uses Javascript. If you are seeing this message, it is likely that the Javascript option in your browser is disabled. For optimal viewing of this site, please ensure that Javascript is enabled for your browser.

Acerca de la fibrilación auricular

Acerca de la fibrilación auricular

Acerca de la fibrilación auricular

 

La anatomía del corazón

El corazón es una bomba que distribuye sangre a todo el cuerpo. Consta de 4 cámaras. Las cámaras superiores son las aurículas (aurícula izquierda y derecha); las cámaras inferiores son los ventrículos (ventrículo izquierdo y ventrículo derecho). Las aurículas recogen la sangre que vuelve al corazón a través de las venas y con una contracción suave rellenan los ventrículos del corazón. Los ventrículos bombean la sangre fuera del corazón a través de las arterias; el volumen de sangre bombeado en reposo es de unos cuatro o cinco litros por minuto. Con cada latido, el ventrículo derecho envía sangre a los pulmones y el ventrículo izquierdo, con paredes de tamaño mucho mayor, envía sangre al resto de órganos del cuerpo.

El principal control eléctrico del corazón, el ‘marcapasos’, es un grupo de células llamado “nodo sinusal”. Este nodo envía la señal eléctrica regular normal que se transmite a través de las aurículas y después hacia los ventrículos a través de la principal estación de relé del corazón, el “nodo auriculoventricular”. Este sistema de transmisión eléctrica hace que los músculos cardiacos se contraigan secuencialmente de modo que las aurículas introducen primero sangre a presión en el ventrículo y después los ventrículos bombean sangre al organismo y los pulmones.

 

Las venas pulmonares llevan sangre rica en oxígeno de los pulmones a la aurícula izquierda. Por lo general, hay cuatro, 2 procedentes del pulmón derecho y 2 del pulmón izquierdo. La zona en la que se unen a la aurícula izquierda tiene unas propiedades eléctricas especiales y pueden provocar fibrilación auricular (fibrilación auricular), razón por la cual esta parte de las venas pulmonares es normalmente el objetivo de tratamientos terapéuticos como la ablación.

 

¿Qué es la fibrilación auricular?

La fibrilación auricular es un problema frecuente que hace que el corazón lata de forma irregular y no regular, como cabría esperar del latido cardiaco normal. Las cámaras superiores del corazón, “las aurículas”, tiemblan siguiendo un patrón muy rápido y caótico, de modo que el flujo sanguíneo se ralentiza o se estanca. Las principales cámaras de bombeo, “los ventrículos”, también laten irregularmente, de modo que no bombean la sangre por el organismo de modo tan eficaz.

La fibrilación auricular representa un problema de los componentes eléctricos del corazón. Una buena analogía es el movimiento del agua en un estanque. Si se tira una piedra en una esquina de un estanque, se genera una ola pequeña y organizada que se mueve por él. Del mismo modo, durante el ritmo normal, la electricidad se extiende suavemente desde el marcapasos a través de las aurículas y hacia los ventrículos. Si se tiran piedras aleatoriamente por todo el estanque, lo que se generan son ondas desordenadas y anarquicas que se mueven en todas direcciones. Es como las ondas eléctricas en la fibrilación auricular, que hacen que el corazón bombee de forma caótica e irregular.

¿Por qué los componentes eléctricos del corazón funcionan mal de este modo? No comprendemos del todo por qué pero muchas y distintas enfermedades (Tabla 1) dañan las propiedades eléctricas del corazón y pueden causar fibrilación auricular. Estas enfermedades no solo se limitan a las cardiacas, sino que incluyen también otras, como la diabetes. La fibrilación auricular puede producirse igualmente sin que haya un problema cardiaco conocido o detectable. La células cardiacas localizadas en el punto de unión de las venas pulmonares y las aurículas son especialmente vulnerables a comportarse de modo anormal desde el punto de vista eléctrico. Por ello, las venas pulmonares suelen ser la fuente de las caóticas ondas eléctricas que producen la FIBRILACIÓN AURICULAR.

Tabla 1

Afecciones reversibles agudas

Afecciones crónicas

Consumo excesivo de alcohol

Presión arterial elevada

Embolia pulmonar

(bloqueo repentino en una arteria pulmonar por un coágulo sanguíneo)

Ataque al corazón

Neumonía

(infección de uno o ambos pulmones)

Insuficiencia cardiaca

Derrame pericárdico

(acumulación anormal de líquido alrededor del corazón)

Enfermedad de las válvulas cardiacas

Pericarditis

(inflamación del saco que rodea el corazón)

Enfermedad cardiaca congénita

Cirugía cardiaca

Abuso del alcohol crónico

Tirotoxicosis

(excesiva cantidad de hormonas del tiroides en el flujo sanguíneo)

Apnea del sueño obstructiva

(cese del flujo de aire durante el sueño que impide que el aire entre en los pulmones provocado por una obstrucción en las vías aéreas superiores)

 

Obesidad

(excesiva grasa corporal con efectos negativos sobre la salud)

 

¿Hay distintos tipos de fibrilación auricular?

Si la fibrilación auricular se resuelve en poco tiempo, se denomina paroxística, pero si la fibrilación auricular está presente de forma continua o se mantiene durante periodos de tiempo prolongados se llama persistente. Estos términos son importantes porque constituyen factores importantes a la hora de decidir su idoneidad para los tratamientos disponibles. Cuando no puede restablecerse el ritmo cardiaco normal, a la fibrilación auricular se la denomina permanente (tabla 2).

Tabla 2

Tipo de fibrilación auricular

Definición

Paroxística

Episodios de fibrilación auricular que duran menos de 7 días

Persistente

Un episodio de fibrilación auricular que dura más de 7 días

Persistente de larga duración

Un episodio de fibrilación auricular que dura más de 1 año

Permanente

Cuando no se hace ningún intento o no es posible restablecer el ritmo (sinusal) normal

 

¿Es frecuente la fibrilación auricular?

La fibrilación auricular es la anomalía del ritmo cardiaco más habitual y se encuentra en alrededor un 1 % de la población. Es mucho más común a medida que nos hacemos mayores. Es rara en personas jóvenes pero se encuentra en el 5 % de mayores de 65 años y en el 10 % de mayores de 80.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo de desarrollo de fibrilación auricular?

Son varios los problemas médicos que aumentan el riesgo de desarrollar fibrilación auricular durante la vida (tabla 1). Prácticamente todos los problemas que aumentan la presión en el corazón se han vinculado con la fibrilación auricular.

La apnea obstructiva del sueño es un problema en el que, durante el sueño, los músculos de la garganta se relajan provocando un bloqueo de las vías aéreas. Se tiende a roncar fuerte y las parejas describen que se respira con dificultad, como si faltara el aire, o incluso se deja de respirar. Esta falta repetida de oxígeno es muy perjudicial para el corazón y puede provocar fibrilación auricular. Recientemente también se ha reconocido que la obesidad aumenta el riesgo de fibrilación auricular.

Es muy importante reconocer estas afecciones subyacentes que favorecen la fibrilación auricular de modo que puedan tratarse de forma adecuada. Esto puede resultar tan importante como el tratamiento de la fibrilación auricular en sí mismo. Sin embargo, casi 1/3 de las personas con fibrilación auricular tienen un corazón normal y ninguna causa subyacente clara. Es lo que se describe como “fibrilación auricular aislada”.